Reyes Magos

Tantas veces que hemos escuchado que somos Iglesia en salida u hospital de campaña, que no le damos la importancia que merece.

La Solemnidad de hoy, de la Epifanía o manifestación De Dios a los hombres, significa el valor universal de la salvación. Dios no ha venido al mundo en este Niño para salvar a unos pocos, sino a todos. Por ello, la acción evangelizadora, no conoce límites. Es para todos y ha de llegar a todos.

Los magos de Oriente, como sabemos, son hombres de ciencia, no precisamente de fe. Ellos creían en todo lo empíricamente comprobable. De hecho, el seguimiento de la estrella, aunque pueda parecer un acto de fe, para ellos era un acto meramente racional, de seguimiento de la órbita de una estrella, según unos cálculos matematicos que ellos habrían hecho con anterioridad.

Lo que ocurre es que, al llegar al Belén y ver al niño con María y José, hay algo que les transforma. Es el misterio de la Navidad, presente en ese portal, lo que les asombra y les lleva a arrodillarse. Ponernos de rodillas es un acto de devoción y de piedad que nos permite expresar con la posición física, la actitud del corazón. Uno se postra ante Dios, no ante un ser humano, ni ante un animal.

Pero, ellos, atentos a lo que ven, le ofrecen lo que llevan en los cofres; oro, incienso y mirra. Es una entrega que representa otra entrega, más invisible pero igual de real, la  del corazón. Compartir con Dios lo que nos pasa es el mejor modo de oración. Y, ofrcecerle lo que somos y llevamos, es lo que permite nuestra sanacion interior y nuestra salvación.

Al volver, dice el evangelista, que volvieron por otro lado. La razón era estratégica, para evitar a Herodes, pero detrás de esa estrategia, hay una razón teológica: el encuentro con Dios cambia el corazón y determina que no volvamos por el mismo camino, sino por el nuevo camino interior de la oración, la fe y la caridad.

Todas las personas que nos hemos encontrado con el Amor De Dios en nuestra vida, hemos experimentado un cambio. En los magos, podemos ver representados a: los políticos, los hombres de ciencia y los lideres religiosos. En definitiva, ellos representan a la gentilidad, que se une a la Iglesia de Cristo y para los cuales, también es la salvación.

Virgen María, que fue honrada por la visita de estos Magos, que nos muestre Ella, el camino para poder ver a Dios,  y ofrecerle lo que hay en nuestro corazón. Antes de poner nuestros sentimientos e ideas en Twitter o en Wsp, los ponemos en presencia De Dios y de María.

Feliz día de Reyes a todos.